Sector:

Turismo, ocio y tiempo libre

Nuevas ocupaciones

Ocupaciones tradicionales

Cocinero

Guía

Descripción del sector

Hoy en día, los cambios en el consumo de ocio influencian en el ritmo y la dirección de ciertos sectores económicos. La evolución de los comportamientos y valores de los consumidores es la principal fuerza motora de lo que se llama nuevo turismo. La mayor experiencia en viajes, la flexibilidad y la naturaleza independiente de los “viajeros” generan una demanda de mayor calidad, más valor por el dinero y mayor flexibilidad en las experiencias de viaje.

La evolución del estilo de vida genera una demanda de vacaciones más concreta y personalizada, mejor adaptada al medio ambiente y de carácter más ecológico. Por consiguiente los proveedores deberán prestar más atención a la forma de pensar, sentir y consumir de las personas.

Todos estos cambios reflejan la necesidad de diversificar y adaptar el sector turístico y hostelero a una demanda potencial cada vez más dinámica y a la vez exigente.

El sector del turismo y la hostelería se ubica dentro de lo que tradicionalmente se ha venido en llamar sector servicios. Centra su actividad económica en la producción de servicios de consumo para el ocio. Al respecto, la Secretaría de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo realizó la siguiente formulación: "No puede elaborarse un concepto formal del "sector turismo", pero sí puede concebirse éste, en líneas generales, como el conjunto de las actividades industriales y comerciales que producen bienes y servicios consumidos total o parcialmente por visitantes extranjeros o por turistas nacionales".

La oferta turística, por su parte, se basa en unos recursos e infraestructuras para atraer y prestar los correspondientes servicios a los turistas.

Los recursos se basan en los potenciales geográficos, histórico-monumentales, culturales que posee un núcleo turístico como son sus playas, monumentos, paisajes, folklore, gastronomía, etc., y que tiene un poder de atracción y motivación hacia los turistas.

La infraestructura se basa en los elementos físicos que componen el mercado para poder atender las necesidades de los turistas como carreteras, alojamientos, restaurantes, transportes, instalaciones deportivas y recreativas, etc.

El gran crecimiento del sector de la restauración en general, y de la neorestauración, las franquicias, y la restauración colectiva, en concreto, con el consiguiente crecimiento económico implícito, está provocando la demanda de actuales y futuros profesionales. Este hecho crea la necesidad de adaptar y de capacitar a los profesionales del sector para un mercado en constante evolución, marcando nuevos estilos de gestión adaptados a los diferentes colectivos del mercado.

En definitiva, la oferta se basa en unos productos o servicios que están sujetos a una calidad y un precio que deben competir en el mercado frente a otros productos y servicios con el objetivo final de conseguir una sólida demanda. Podemos definir la oferta turística a partir de los siguientes subsectores básicos:

Alojamiento
Transporte
Alimentación

Alojamiento
Se refiere a todas aquellas actividades económicas que se centran en la gestión, organización y mantenimiento de las infraestructuras necesarias para las pernoctaciones de los turistas, así como de los servicios de ocio asociados a estas. Recoge perfiles muy diferentes y que pasan por cualificaciones diversas.

Transporte
Agencias de viaje, operadores turísticos, servicios de alquiler de vehículos, redes de transporte nacionales e internacionales, etc., centran su actividad económica en la movilidad de las personas con fines lúdicos o turísticos. Se define tanto a partir de la gestión de la oferta de las rutas o destinos, como de la planificación y ejecución logística necesaria para ello.

Alimentación
Recoge todas aquellas actividades y profesiones dedicadas a la gestión y preparación de la oferta gastronómica. Este subsector se encuentra en pleno desarrollo desde hace unos años y ha conseguido revolucionar el campo de la alimentación como oferta de ocio y consumo de vanguardia.

El sector en Asturias

Aunque el Principado de Asturias no se encuentra entre los principales destinos turísticos del país, supone sólo el 0,4% del volumen turístico total del Estado, es una de las comunidades que muestra un mayor potencial de desarrollo económico en el sector del turismo, restauración y hostelería.

Su oferta turística recoge infinidad de posibilidades que van des del turismo de negocios al turismo rural, pasando por el de aventura y su oferta gastronómica se ha convertido ya en un referente.

El reto del principado consiste, ahora, en ser capaz de desarrollar un turismo de calidad que sea además competitivo y sostenible con los recursos naturales de los que dispone.

Enlaces relacionados del sector

Sistema de búsqueda

Indice A-Z: A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Categorias: