Sector:

Pesca y agricultura

Nuevas ocupaciones

Ocupaciones tradicionales

Jardinero

Agricultor

Pescador

Veterinario

Descripción del sector

El sector formado por la agricultura ramadería y pesca o también llamado sector primario sigue siendo una de las principales actividades económicas de nuestro país. Pero a pesar de la larga tradición que tiene España en el desarrollo de actividades vinculadas al sector se nos plantean todavía muchos retos que permitan combinar un desarrollo económico y competitivo de la industria agroalimentaria con la sostenibilidad medioambiental y el desarrollo económico de las zonas rurales y pesqueras deprimidas.

La introducción de nuevos métodos y técnicas de explotación, la investigación en el campo de la alimentación, las nuevas regulaciones europeas, son algunos de los aspectos que plantean nuevos retos al sector agrario y pesquero. Estos nuevos retos precisan de profesionales más polivalentes y mejor formados, la figura tradicional del campesino se transforma, profesionaliza y especializa.

La industrialización de la agricultura y la libre circulación de productos agrícolas y pesqueros han sido dos de los factores que han transformado los modelos familiares de pesca y producción agrícola (campesinas o de montaña) en modelos de producción "no competitivos". Este hecho desencadenó, el desarrollo de un tipos de producción intensiva de alimentos.

Hoy en día, está demostrado que este modelo puede ser nocivo para el medio ambiente y la salud de los consumidores y como consecuencia se están desarrollando nuevas técnicas de producción y recolección que sean respetuosas con el medio ambiente, que permitan la renovación de recursos naturales y que se combinen con el saber tradicional de las gentes que históricamente se han dedicado al sector. Se plantean pues nuevos retos en el sector que apuntan en las siguientes direcciones:

La necesidad de control del gasto agrícola derivado de la PAC.
Mayor atención a la calidad y sanidad de los alimentos (sobre todo después de los problemas causados por la encefalopatía espongiforme bovina y otros similares).
Preocupación por una agricultura y pesca sostenibles que sean rentables y acordes con la conservación del entorno ambiental.
Sistema de cuotas en la producción láctea y su evolución futura.
Estudios para conocer los niveles y evitar las capturas pesqueras accidentales (aves, cetáceos, especies protegidas y pesca de inmaduros).
Evitar los daños en los fondos marinos.

Las políticas europeas tienen como objetivo ofrecer a los trabajadores del sector un nivel de vida razonable y a los consumidores alimentos de calidad a precios justos, y preservar nuestro patrimonio rural y marítimo. La política europea ha evolucionado, ajustándose a las necesidades cambiantes de la sociedad, de modo que adquieren una importancia creciente la inocuidad de los alimentos, la conservación del medio ambiente, la relación calidad-precio.

Resurge por tanto con fuerza una visión de la producción alimentaria bien a través de la agricultura como de la explotación marítima, sostenible, ligada al territorio, que no sólo produce alimentos de calidad sino que respeta el medio ambiente, genera empleo y puede ser motor de desarrollo de nuestras comarcas.

Con todo diferenciamos los siguientes subsectores:

Agricultura
Ganadería
Pesca

Agricultura.
Abarca aquellas actividades que se relacionan con los métodos y técnicas de explotación agrícola. Este subsector no se centra sólo en el cultivo de la tierra, con los últimos avances tecnológicos e investigaciones se han desarrollado múltiples profesiones relacionadas nuevas técnicas de mantenimiento y gestión de explotaciones y maquinaria agrícola, investigación en el uso y desarrollo de semillas y pesticidas, etc.

Ganadería
Desde el cuidado de los animales hasta la obtención de productos cárnicos, lácteos o derivados. Los procesos de obtención de alimentos se modernizan y sistematizan y con ellos aparecen nuevas ocupaciones destinadas a asegurar el buen estado de origen animal, desde el nacimiento hasta su comercialización.

Pesca
El mar y sus recursos proporcionan una gran fuente de empleo y crecimiento. De ellos obtenemos alimentos y energía (procedente de los yacimientos de petróleo y gas en alta mar). Las zonas costeras dan acogida al turismo, que también es un sector de gran importancia económica. Por todo ello, se hace patente la necesidad de explotar los recursos marinos de forma responsable, con el fin de evitar la sobrecaptura de determinadas especies o el deterioro del entorno marítimo.

El sector en Asturias

La agricultura y la ganadería son una las principales fuentes de riqueza de Asturias: cereales, patatas, leguminosas y frutas. Importante es la producción de manzana, de la que se hace la famosa “sidra”, uno de los productos más típicamente asturianos. Factor determinante es el ganado vacuno. La producción lechera asturiana domina el mercado español. Los más de 30 kilómetros de costa que tiene Asturias explican el protagonismo que tiene pesca en el desarrollo económico de la región.

El sector agroalimentario y pesquero ha tenido tradicionalmente una importancia destacada en el Principado de Asturias debido al elevado número de recursos naturales destinados a la producción de alimentos. La actividad industrial láctea, la elaboración de la conocida sidra asturiana o la industria de conservas de pescado son buenos ejemplos de ello y de las potencialidades que muestra el sector para desarrollar profesiones y ocupaciones que ayuden a modernizar y gestionar estas industrias.

Enlaces relacionados del sector

Sistema de búsqueda

Indice A-Z: A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Categorias: